lunes, 2 de julio de 2012

INSTRUMENTOS DE CUERDA


Son aquellos en los que el sonido se produce gracias a la vibración de una cuerda. Se dividen en varios tipos:
Instrumentos de cuerda frotada: El sonido surge cuando se frotan las cuerdas con un arco, que es una vara de madera que tiene, de lado a lado, un conjunto de crines de caballo. Son estas crines las que rozan las cuerdas para que el instrumento suene. Los más representativos son el violín, la viola, el violonchelo y el contrabajo; todos ellos tienen cuatro cuerdas. El violín es el más pequeño y el más agudo; le sigue la viola, que es algo más grande y un poco más grave; el siguiente es el violonchelo, y el más grave y grande de todos es el contrabajo. Los instrumentos de cuerda frotada son los más numerosos en las orquestas.
Instrumentos de cuerda pulsada: En este caso, el sonido se produce cuando se pellizca o se pulsa la cuerda con los dedos o con un plectro, también llamado púa, que es una pequeña pieza plana. Los instrumentos más conocidos de este tipo son el arpa y la guitarra, tanto la clásica como la eléctrica o la acústica. No obstante, hay muchos instrumentos de esta categoría que son tradicionales de muy distintos países del mundo; por ejemplo, el laúd o la balalaica. Dentro de este tipo, también se puede hablar del clavicémbalo, antecesor del piano actual, en el que las cuerdas sonaban gracias a un mecanismo que las pellizcaba.
Instrumentos de cuerda percutida: La principal figura de este tipo es el piano. En este caso, las cuerdas son golpeadas por unos macillos que están unidos a las teclas a través de un complicado mecanismo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada